Entradas

Mindfulness en el trabajo, ¿Cómo aumentar la productividad y concentración?


Las técnicas de Mindfulness en el trabajo están cada vez más extendidas, consiguiendo aumentar la productividad de quienes lo practican

Las actuales técnicas de mindfulness se basan en la antigua meditación Vipassana, una técnica india a través de la cual se tomaba conciencia del momento presente, dando prioridad a la realidad del momento.
Pero, ¿Cómo podemos definir esta técnica? Consiste en prestar toda nuestra atención, momento a momento, a nuestros pensamientos, emociones y sensaciones, sin percibir nada más, centrando la atención y energía en lo que está ocurriendo en el momento.
Gill Hasson, ferviente defensora de este tipo de prácticas, lo define como “Un cambio mental en el que eres consciente de tu vida, de tus rutinas y hábitos, del trabajo y de las relaciones personales”. Es decir, tomar conciencia de lo que ocurre en el momento.

¿Qué utilidad tiene el Mindfulness en el trabajo?

¿Quién no ha vivido momentos de estrés en su trabajo? ¿Demasiadas tareas a la vez? Reuniones, llamadas, correos electrónicos, más reuniones… Tantas cosas que nos hacen ser improductivos/as ya que no nos permiten centrar nuestros esfuerzos en una sola tarea. Incluso afectan a nuestra salud, llegando en ocasiones a provocar el ya conocido estrés laboral. Debemos tener presente que multitarea no es siempre sinónimo de éxito.

Tanto es así, que algunas de las organizaciones más influyentes del mundo como Apple, Google o Nike comenzaron hace unos años a llevar a cabo diversas actividades de Mindfluness destinadas a sus trabajadores/as.

Las personas que suelen practicarlo en su trabajo, afirman que el Mindfulness les permite concentrarse mejor, pensar con más claridad y gestionar el estrés satisfactoriamente. Además, esta técnica fomenta la comunicación y empatía, mejorando la relación entre compañeros/as de trabajo. Todos estos beneficios ayudan a conseguir una mayor creatividad e inteligencia emocional.

Numerosos profesionales del sector afirman que realizar técnicas de Mindfulness en el trabajo es esencial, ya que lo consideran como un entrenamiento para la mente y para reducir el estrés.

Ventajas de practicar Mindfulness en el trabajo.

Para comprobar las ventajas de este tipo de técnicas, se han realizado diversos estudios que han demostrado un aumento de la productividad de los/as empleados/as, así como una mejoría en su bienestar.

Por ejemplo, se llevó a cabo un estudio con profesionales que trabajaban de cara al público realizando talleres formativos durante un breve periodo (10 días). Durante este periodo, dichos profesionales pusieron en práctica técnicas de Mindfulness y los resultados fueron sorprendentes pese a ser un periodo breve: menor carga de agotamiento emocional y físico y mayor satisfacción laboral.

En resumen, la implantación del Mindfulness en el trabajo genera grandes beneficios tanto individuales como colectivos:

Mindfulness en el trabajo


Beneficios en la propia persona:

  • Disminución de enfermedades tales como estrés, ansiedad o depresión.
  • Se mejora la gestión de nuestros recursos, actuamos mejor y con más claridad.
  • Nos permite comunicarnos de forma más sencilla.
  • Aumenta nuestro grado de concentración.
  • Ayuda a escuchar mejor a los demás, de forma que se mejora la interacción con los/as compañeros/as.
  • Nos permite ser más creativos/as.
  • Mayor motivación por tu puesto de trabajo.
  • Se produce un incremento de emociones y raciocinio.
  • Nos ayuda a transmitir reacciones positivas a las personas de nuestro alrededor.
  • Crece la capacidad de controlar determinados impulsos perjudiciales.

Mindfulness en el trabajo


Beneficios para la organización:

  • Se cultiva el bienestar de los/as trabajadores/as.
  • Mejora la comunicación global de la organización.
  • Favorece a la empatía.
  • Refuerza la motivación del grupo y su compromiso con la empresa.
  • Se crea un sentimiento de pertenencia por la satisfacción laboral que consiguen estas técnicas.
  • Ayuda a desarrollar la inteligencia emocional de todo el personal.
  • Como resultado de todos estos beneficios, la productividad y eficiencia del equipo aumenta, lo que genera mayores beneficios.

Como hemos visto, que los empleados y empleadas practiquen Mindfulness en el trabajo tendrá numerosos beneficios tanto en las personas como en la organización. Es por ello que estas técnicas están cada vez más extendidas por las empresas.

El Mindfulness es denominado por algunos/as directivos/as como un método de atención plena que debe estar implícito en el ADN de las empresas, ya que permite cultivar el bienestar de los/as empleados/as y de la propia empresa, construyendo una relación sostenible. Una técnica que, por otra parte, ayuda a crear una fuerte cultura de prevención de riesgos.


En CSP Grupo somos especialistas en Prevención de Riesgos Laborales, coordinando y llevando a cabo proyectos de referencia. Contamos con diferentes líneas de negocio que abarcan la prevención en todas sus ramas, algo que nos permite ofrecer un servicio integral de prevención.

Estrés laboral ¿Cómo podemos superarlo?


El estrés laboral supone uno de los riesgos laborales más comunes y que más afectan a la población

Una de las cosas que no nos suelen enseñar en los centros educativos es cómo evitar los riesgos en el trabajo. Este desconocimiento, sumado a los problemas del día a día, nos ponen en situaciones que podríamos catalogarlas como riesgos laborales. Existe un tipo de riesgo que por su naturaleza, es uno de los más comunes. Nos referimos al estrés laboral. De hecho, el estrés laboral está considerado uno de los principales problemas que padecen los/as trabajadores/as, y es reconocido por la Organización Internacional del Trabajo (OIT) como una patología frecuente.

La mayoría de las personas sienten o han sentido estrés laboral en algún momento de su vida. Es normal sentirlo, ya que todo el mundo en su puesto de trabajo está sometido/a a nuevas situaciones que a veces se nos escapan y creemos no poder hacerles frente. El problema viene cuando este estrés laboral nos supera, se hace constante o no sabemos como vencerlo y acaba convirtiéndose en un serio problema para nuestra salud.

Mantener bajo control situaciones de estrés en el trabajo es determinante para gozar de una buena salud así como para aumentar nuestra productividad y calidad de vida. Por eso, es muy importante que las personas trabajadoras sepan cómo manejar situaciones difíciles tanto en el trabajo como en sus vidas.

Causas del estrés laboral

Aunque las causas que provocan el estrés laboral van a depender de cada persona y de otros aspectos que se escapan al factor humano, podemos destacar las más comunes:

  • Carga de trabajo demasiado elevada: a veces asumimos cargas de trabajo que nos sobrepasan. Tenemos que saber priorizar y conocer nuestros límites, si el volumen de trabajo es muy alto debemos saber decir no o delegar.
  • Falta de motivación: desarrollar un trabajo muy monótono, repetitivo y sin estímulos o apenas tener trabajo que hacer cuando llegamos a nuestro puesto, es otra causa de estrés laboral.
  • Incertidumbre en el trabajo: cuando las personas sienten que su puesto de trabajo puede ser efímero, se crea una inseguridad por tener un futuro incierto que genera ansiedad y tristeza.
  • Malas condiciones laborales: si un trabajo no cumple con una condiciones laborales mínimas, se expone al trabajador o a la trabajadora a serios riesgos laborales. Además, si el trabajo se desarrolla en ambientes tóxicos, ruidosos o peligrosos, esta situación se agrava.
  • Problemas con otros/as compañeros/as: es importante cuidar la relación con nuestros/as compañeros/as. Una persona puede sentirse excluida en su trabajo por diversos problemas, lo que generaría una situación de aislamiento que derivaría en ansiedad y estrés.
  • Factores externos: muchas personas no separan los problemas del trabajo y viceversa, haciendo que le afecten en su día a día laboral, causando serios problemas.

estrés laboral

Problemas causantes del estrés en trabajadores/as y empresas

Es fundamental que sepamos manejar las distintas situaciones de estrés laboral con las que todos/as nos encontraremos alguna vez. Esta patología puede derivar en problemas muy serios que afectan tanto a la salud de los/as trabajadores/as como a su rendimiento:

Enfermedades: Problemas fisiológicos, cognitivos y motores; Trastornos de todo tipo, destacando los inmunológicos, respiratorios y cardiovasculares; Depresión, ansiedad y agotamiento.

Rendimiento de la persona trabajadora: Un/a trabajador/a con estrés es menos productivo, lo que repercutirá negativamente en la empresa. Además, esto puede provocar un mayor absentismo, elevar la rotación de empleados/as o una pérdida de calidad en los procesos productivos.

¿Cómo podemos evitar el estrés en el trabajo?

Una vez que hemos detectado cuáles son las principales causas y problemas de esta patología, nos disponemos a descubrir qué hábitos nos ayudarán a prevenir y a combatir el estrés laboral:

  1. Buena comunicación: es muy importante que haya una comunicación fluida entre los/as trabajadores/as. Que otras personas nos escuchen, entiendan y aconsejen nos puede ayudar a superar situaciones críticas.
  2. Practicar técnicas de relajación: estas prácticas están cada vez más extendidas entre la población y son muy aconsejadas por expertos/as. Algunas de ellas son: Meditación, Respiración con el diafragma, Imaginación guiada o Ejercicios Mindfulness.
  3. Establece metas razonables: las cargas de trabajo y las metas fijadas deben ser reales y acortes con el puesto.
  4. Haz descansos durante la jornada laboral: realizar una actividad de forma continuada durante mucho tiempo tiene consecuencias negativas para la salud. Es conveniente cada cierto tiempo desconectar para liberar la mente del trabajo.
  5. Fuera del trabajo: Duerme las horas necesarias, come sano, haz deporte, disfruta del tiempo libre y no lleves una vida sedentaria. Esto, además de ayudarte a combatir el estrés, te permitirá gozar de una vida saludable.

Desde el departamento de CSP Bienestar, línea de negocio perteneciente a CSP Grupo, ayudamos a tu organización a ser una empresa saludable y a que tus trabajadores/as sean más felices y productivos/as.