Entradas

Salario emocional, conseguir el compromiso mediante la felicidad


Cada vez son más las empresas que intentan conseguir un equilibrio entre el salario financiero y el salario emocional, lo que supone un aumento de la motivación y compromiso entre sus empleados/as.

Hoy día, en un mundo laboral con cada vez más ramificaciones y variables, lo cierto es que el sueldo ha dejado de ser un factor tan vital como lo era hace unos años. Aunque sigue siendo, obviamente, el motivo por el que la gran mayoría de la población trabaja, cada vez son más las personas que prefiere recibir un salario más reducido si eso conlleva otras ventajas laborales. Lo que comúnmente se conoce como Salario Emocional.

Con multitud de estudios que demuestran la importancia de la felicidad en el entorno laboral, cada vez son más las empresas que intentan equilibrar ambos salarios, el financiero y el emocional. ¿Pero de qué se compone este salario emocional? Resumiendo, se trata de todos los beneficios que la empresa otorga a sus empleados y empleadas, que no tienen nada que ver con el sueldo, pero que los hace estar más motivados. ¿Pero cuáles pueden ser, exactamente, estos beneficios?

Algunos tipos de salario emocional

  1. El sentirse valorado/a por la labor que se desempeña dentro de la empresa. Está demostrado que los/as empleados/as que reciben un feedback positivo por su trabajo y sienten que sus superiores agradecen su esfuerzo, desarrollan un sentimiento de compromiso con la organización. Una práctica no tan común, con muchísimas personas que se quejan de que sólo reciben las críticas negativas y nunca las positivas.
  2. Desarrollo personal y profesional. Las personas aprecian cuando perciben que aprenden y crecen dentro de la empresa, tanto a nivel laboral como personal. Cuando un trabajador o una trabajadora piensa que su trabajo es monótono y no le aporta nada a nivel formativo (o en cuanto a desarrollar competencias sociales), tiende a desmotivarse y a ser menos productivo.
  3. Flexibilidad. Los/as trabajadores/as que tienen un horario flexible, en el que pueden elegir a qué hora entran y salen de la oficina, suelen ser más productivos. Esto se debe a que pueden equilibrar más fácilmente su vida personal y laboral. Esto no supone una reducción de la jornada diaria, simplemente menos rigidez en cuanto al horario. El teletrabajo también es una característica muy apreciada entre las personas, especialmente las que viven a mucha distancia del puesto de trabajo y se limitan a realizar sus funciones delante de un ordenador.
  4. Responsabilidades. Muchas personas agradecen que se deposite en ellas la confianza para llevar a cabo ciertas tareas sin supervisión. Cuando los/as trabajadores/as sólo reciben órdenes y su criterio y opinión no se tienen en cuenta, se desmotivan fácilmente.
  5. Valores similares. Las personas agradecen trabajar en una empresa u organización que transmite unos valores afines a los suyos. Por ejemplo, en cuanto a compromiso con el medio ambiente, ayudas sociales, etc.
  6. Buen ambiente de trabajo. Una buena relación con los/as compañeros/as de equipo es fundamental, ya que son personas con las que se pasa muchas horas al día. Si cuando los trabajadores/as acuden a la oficina saben que van a estar entre amigos/as, aumentará su motivación y sentimiento de pertenencia.
  7. Interés por su seguridad. Los/as empleados/as que reciben formación en prevención de riesgos laborales y sienten que su integrad física y mental es considerada importante por la empresa, se sentirán más felices. Esto se puede conseguir mediante una formación continua en PRL. La realización de talleres de integración o planes de igualdad también influyen en esa sensación de seguridad que desean tener los/as empleados/as.

salario emocional

Ventajas para la empresa

Por supuesto, estos beneficios no repercutirán sólo en los/as trabajadores/as, sino también en la organización. Como ha sido demostrado en numerosas ocasiones, una plantilla feliz es una plantilla motivada, y la motivación supone un compromiso. Si los/as empleados/as de una empresa se sienten una parte importante de la misma, se esforzarán más por conseguir los objetivos marcados y lucharán por su bienestar.

Hablando de forma más concreta, estas son algunas de las ventajas del salario emocional para las empresas.

  1. Reducción de la rotación del personal. De esta forma, la empresa tendrá que invertir menos en formación de nuevas personas empleadas, reducir los trámites a realizar por la administración, etc. También supone un aumento de la estabilidad dentro de la empresa.
  2. Reducción del absentismo. El personal se ausentará con menor frecuencia.
  3. Mejores resultados en los proyectos de la compañía. Si la empresa motiva la buena relación entre empleados/as, ya sea con campañas de participación, eventos, actividades, etc., y forma un equipo unido y consolidado, los proyectos que estos realicen tendrán más calidad y se realizarán en menos tiempo.
  4. Retención del talento. La empresa logrará fidelizar a los/as trabajadores/as con más talento si les ofrece motivación y crecimiento. Cuanto más brillantes sean los miembros de una organización, mayor probabilidad de que aumenten los beneficios de la empresa.

En CSP Grupo somos especialistas en Prevención de Riesgos Laborales, coordinando y llevando a cabo proyectos de referencia. Contamos con diferentes líneas de negocio que abarcan la prevención en todas sus ramas, algo que nos permite ofrecer un servicio integral de prevención.

¿Por qué no te pones en contacto con nosotros/as?

Las condiciones óptimas de trabajo, claves en la productividad


Contar con unas condiciones óptimas de trabajo repercute positivamente tanto en las organizaciones como en sus trabajadores/as.

Como ya sabemos, el trabajo forma parte de nuestras vidas, ocupando una parte importante de nuestro tiempo. Tanto es así, que nuestra vida laboral afecta directamente a nuestro estado de ánimo, a nuestro ritmo de vida, y a nuestro día a día en general. Por tanto, las condiciones en que las personas trabajamos juegan un papel fundamental, lo que hace que busquemos unas condiciones óptimas de trabajo, algo que nos haría más productivos y felices.

Según Fernando García Benavides, director del Centro de Investigación en Salud Laboral (CISAL), “Las empresas más rentables son también las empresas con mejores condiciones de trabajo”. ¿Qué quiere decir esto? Es fácil, si el personal de una empresa se siente cómodo y seguro en su puesto de trabajo y desarrolla su actividad laboral en unas condiciones óptimas de trabajo, las empresas obtendrán un mayor beneficio.

¿Qué son las Condiciones de Trabajo?

Es un término que relacionamos con el entorno laboral del trabajador/a. Entendemos como condiciones de trabajo cualquier aspecto del trabajo que es susceptible de sufrir consecuencias negativas para la salud  y el bienestar de los/as trabajadores/a. Se incluyen aspectos tales como los tecnológicos, psicosociales, ambientales, propios de la organización o la ordenación del trabajo.

Una definición más simple de las condiciones de trabajo: Conjunto de factores que afectan de una manera u otra a las conductas de trabajo, es decir, factores que afectan al desarrollo de la actividad laboral.

¿Cómo han sido las Condiciones de Trabajo a lo largo de la historia?

Las condiciones laborales, como casi todo, han ido mejorando con el paso del tiempo. A través de diversos documentales e informes, podemos ver el antes y después de las condiciones de trabajo, cómo han ido evolucionando, que se hacía bien y mal, etc.

No fue hasta la llegada de la Revolución Industrial cuando comenzó a vislumbrase una mejora significativa de los derechos de los/as trabajadores/as. Sin embargo, fue en los años 70 cuando el objetivo de conseguir unas condiciones óptimas de trabajo empezó a adquirir verdadera importancia. Esto se debe en gran parte a la presión que ejercieron los sindicatos a través del movimiento denominado “La mejora de la calidad de vida en el trabajo“.

En esta misma década, algunos países como Francia y Alemania fueron pioneros en establecer organismos que legislaran y velaran por las condiciones óptimas de trabajo. Además, se creó en 1975 la Fundación Europea para la Mejora de las Condiciones de Vida y Trabajo, con el objetivo de realizar estudios de las condiciones de vida y trabajo de las personas, ofreciendo para ello datos basados en investigaciones para el desarrollo de políticas sociales y laborales.

En la actualidad… ¿Contamos con Condiciones Óptimas de Trabajo?

Vivimos en una época donde la seguridad laboral es (o debe ser) primordial para las empresas. Contamos con varias leyes que velan por unas condiciones óptimas de trabajo, como son la Ley de la Seguridad Social, la Ley de Prevención de Riesgos Laborales y el Estatuto de los/as Trabajadores/as. Esto, sin duda, ha ayudado a mejor la seguridad y salud de las personas en sus trabajos. No obstante, esta legislación está en continuo cambio y renovación para intentar abarcar todos los problemas derivados de la seguridad laboral.

Las cifras actuales dejan patente que todavía hay mucho que hacer, ya que se siguen produciendo numerosos accidentes laborales evitables. En el primer semestre del pasado año, hubo un aumento de los accidentes laborales del 6% respecto de 2016. Estos datos pueden considerarse alarmantes, ya que se ha retrocedido. Por ello, muchas políticas de prevención se están mejorando en pro de conseguir reducir al máximo los accidentes en el trabajo, algo que es tarea de todo el mundo.


En CSP Grupo llevamos más de 15 años velando por la Seguridad y Salud de muchos proyectos. Para nosotros/as, la seguridad de las personas es lo más importante y trabajamos para garantizarla. Contamos con la experiencia y motivación necesaria para ayudar a tu organización, ¿Hablamos?